Historia del Tango

Apuntes sobre la historia del tango.

El Tango surge con los negros africanos esclavizados en el Rio de la Plata.

Fuente: http://www.edutecne.utn.edu.ar/tango/raices_del_tango_cronologia.pdf

1807

“El Cabildo de Montevideo prohibe, dentro y fuera de la ciudad, los tambos o bailes de negros, poniendo penas a quien contravenga esta disposición. En el índice de las Actas Capitulares redactado en la época, se estampa la palabra tangos con respecto a esta disposición del Cabildo”. (21, 8)

El virrey Elío prohibe los “tangos” de los negros en Montevideo.

Un oficial inglés observó: “Todas las damas que vi en Montevideo valsaban y se movían en las intrincadas figuras de la contradanza con gracia inimitable, como resultado de soltura y refinamiento naturales”. (21, 80)

En los bailes y tertulias la música era de piano acompañado de guitarra. La música es muy cultivada: minué,vals, contradanza.(18, 149)

Ya había comenzado a bailarse el vals, con música de piano y guitarra.(14)

1808

Se conoce un documento, que contiene un petitorio de los vecinos de Montevideo al gobernador Elío par que prohiba los tangos o bailes de negros dentro de la ciudad. (21, 8)

1816

En Montevideo “se prohiben dentro de la ciudad los bayles conocidos por el nombre de ́tangos ́, sólo se permiten a extramuros en las tardes de los días de fiesta, hasta la puesta del sol”. (21, 8)

Pablo Podestá (uruguayo radicado en Buenos Aires junto a su familia): El Tango llega al Teatro y se populariza.

Nacido en Montevideo, Uruguay, 22/11/1875. Considerado el fundador mítico del teatro argentino debido a su talento, su inmensa popularidad y las circunstancias de su retiro y muerte. http://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Podest%C3%A1_%28actor%29

El primer tango que se bailó en la escena con extraordinario éxito fue en la obra La beata. Los personajes centrales estaban encarnados por dos nenes. Pablo Podestá (uruguayo) y Orfila Rico. Él hacía un malevito y ella una comadrona de conventillo. El muchacho le enseñaba a la vieja como se bailaba un tango. Lo hacían magníficamente. Una frase de Pablo quedó popularizada: «Mové lo que te dije». El tango era de Antonio Podestá. (Arturo de Bassi, músico argentino, http://www.todotango.com/historias/cronica/126/De-Bassi-Arturo-De-Bassi-su-historia-y-un-reportaje-de-1937/)

“En 1902, puntualizó Luis Ordaz, se estrenó Fumadas, sainete de Enrique Buttaro, en donde Pablo Podestá, encarnando a Pucho, el reo protagonista, daba una clase pintoresca y magistral para que Rosa, su fulanaaprendiera a bailar el tango con corte” (Raíces del Tango – Cronologia – Eduardo Giordanlini). http://www.edutecne.utn.edu.ar/tango/raices_del_tango_cronologia.pdf

De la misma fuente:

“Otro dato: “Reitero que en 1898, en el circo criollo de los Podestá, que se levantaba en una de las esquinas de la plaza Lavalle, se produjo el estreno de Ensalada criolla, ́revista lírica ́ del oriental (uruguayo) Enrique De María, con música del ya nombrado García Lalanne. Los espectadores de las gradas del circo criollo pudieron comprobar, con sorpresa y regocijo, cómo los famosos ́tres raterillos ́ madrileños se habían transformado allí en tres compadritos de nuestras orillas. Y, en vez de bailar y cantar al son de una jota, lo hacían con los compases de un tango”.

Las academias del Tango (Montevideo, Uruguay)

1899. El año 1899 marca el fin de las “academias”, en Montevideo, donde existieron en mayor cantidad o por lo menos adquirieron más trascendencia, escribe Stilman. Fueron famosas Gloria, Del Triunfo, Del Picaflor y San Felipe, la cual fue la última (cerró en 1899).”

“Pero al principio, como asegura don Santiago (sic) Rossi, el tango fue cosa de negros. Según sus datos, se lo bailó por primera vez en Montevideo, en 1866. Se llamaba El chicoba.

En Montevideo, se bailó por primera vez un tango; era El chicoba.

“El negro trató de evadirse de su propia tradición danzante, el clásico candombe, y allá por el año 1867 la agrupación carnavalesca ́La Raza Africana ́ (Montevideo, Uruguay), como gran novedad, dio a conocer el primer tango, desde luego con reminiscencias candomberas, compases acariciantes… Fue el tango que él enseñó al hombre blanco, y que al final, consagró la rancia aristocracia europea en los salones de París”.

Milonga, habanera y tango

1860

En Cuba, cuna de la habanera, en las ciudades, el número de negros y mulatos libres era notorio, en algunos casos superaba al número de vecinos blancos. (22,1)

Es conocida la habanera Hay qué gusto, qué placer, en la zarzuela Relámpago, de Barbieri (nótese la modificación del título; también se modificó la grafía en los versos).(, 8)

Existen varias clases de milonga: la que se canta, la que se baila y la que se toca, simplemente. (2, 1)

La habanera ya está difundida en los ambientes de la ribera por los marineros que hacen la ruta comercial entre el Río de la Plata y las Antillas. Se radica durante la década de 1860 y se transforma, gradualmente en milonga, en opinión de Vicente Rossi. Después se extiende a los “cuartos de chinas” y se hizo inevitable en las tertulias alegres orilleras. Al momento de denominarse “milonga” se incorpora al criollismo. (2, 1)

Es la fecha en que se difunde la milonga, según Sañudo Autran.(14)

Se consolida la habanera y se transforma gradualmente en milonga. Debe reconocerse también que la milonga es cimiento del tango. (11)

El afincamiento de la habanera que según Vicente Rossi se transforma en milonga tiene lugar a partir de 1860. (11, 62)

Alfredo Gobbi (uruguayo radicado en Argentina): el tango llega a París.

Un uruguayo, junto a su esposa chilena y un músico argentino, llevan el tango a Europa, graban músicas y enseñan a bailar en Paris, y otros lugares de Europa.

Fuente: wikipedia.

Alfredo Eusebio Gobbi nació en la ciudad de Paysandú, en la República Oriental del Uruguay en 1877. De niño trabajó en un circo cantando canciones cómicas, y cuando contaba con 18 años emigró a la Argentina, trabajando en el famoso circo “Anselmi” como acróbata. En 1900 fue a España con la compañía de compañía teatral de los hermanos Petray donde actúo en las representaciones del drama gauchesco Juan Moreira de Eduardo Rodríguez.

En 1904 formó su propia compañía teatral junto con su esposa Flora Rodríguez de Gobbi, con quien se casó en 1905.1 Ambos se especializaron en actuaciones musicales cómicas, en las que interpretaban canciones camperas y tangos, en el momento que el tango estaba en formación.

Fueron uno de los primeros artistas argentinos en grabar cilindros para fonógrafo y discos para gramófono y por el éxito obtenido y la cantidad grabada en las dos primeras décadas del siglo XX, se presentaban como “Los Reyes del Gramófono”. Entre los autores que grabaron se encuentran canciones de Ángel Villoldo, Eugenio G. López, Diego Munilla, Francisco Romeral, Saúl Salinas, etc.

Los Gobbi viajaron por toda América y Europa difundiendo internacionalmente el tango. En 1926 formó un trío vocal con Agustín Irusta y Roberto Fugazot.

En la década de 1930 trabajó en el cine en películas como Loco lindo, con Luis Sandrini, Poncho Blanco y Cadetes de San Martín.

Entre las canciones que compuso, muchas de ellas de tono cómico, se encuentran los tangos “Tocá Fierro” (1905), “Tomále el tiempo”, “¿Qué hacés Pulentín?”, “En qué topa que no d’entra”, “Seguíla que va chumbiada”, “¿Por qué no comprás un lote?”, “Pasáte el peine”, “Aura que ronca la vieja”, “Bajále la mano al Negro”, “El Aporriao”, “El Rengo Pata Blanca”, “La Chinita”, “El criollo argentino”, “El compadre oriental”, “Muy del aeroplano”, “El Pretencioso”, “El Ladiao”, “Viento Norte”, “París-Londres”, “la Mimosa”, “El Domador”, “El Uruguayo”, “El Mamao”, “El Tigre” y “Como flor de camalote”, etc.

El célebre dúo Carlos Gardel-José Razzano, de quien fue amigo, grabó varias canciones de Gobbi: “Preciosa mía”, “El picaflor”, “Sin madre”, “La entrerriana” y “Delirio gaucho”. Ignacio Corsini, por su parte, le grabó “Altar criollo”, “El ranchito”, “Lauros y glorias” y “No me abandones”.

Angel Villoldo (argentino)

Es considerado por muchos argentinos “El Padre del Tango”.

Fuente: todotango.com

Junto con el uruguayo Alfredo Gobbi y su esposa, la chilena Flora Rodríguez –padres del director y violinista Alfredo Gobbi- marchó a Francia para realizar registros fonográficos contratados por Gath & Chaves, una de las grandes tiendas argentinas de la época. Esto provocó un gran impulso a nuestra música en Europa y muchos de esos discos también se distribuyeron en Buenos Aires.

Su obra más importante fue sin duda “El choclo“, por su melodía y su cadencia, que seguramente sería el tango emblemático de no haber existido “La cumparsita“. A tal punto que una anécdota lo corrobora con exactitud. Durante la primera guerra mundial, el periodista argentino Tito Livio Foppa se encontraba en el frente alemán y en un ágape oficial un músico tocó el piano para agasajarlo e intentó ejecutar el himno nacional argentino, pero en realidad tocó “El choclo” que lo había confundido con nuestra música patria.

Otro tango fundamental es “La morocha“, de letra sencilla y hecha de apuro para su compositor Enrique Saborido, que en 1906 tuvo la fortuna de embarcar sus partituras en la Fragata Sarmiento, buque de instrucción de los cadetes de la armada, y es considerado el primer tango que se difundió en Europa.

Enrique Saborido (uruguayo, autor de “La Morocha”, considerado el primer tango que se difundió en Europa)

Fue un pianista, compositor y bailarín de tangos que nació hacia el año 1877 en Montevideo, Uruguay y falleció el 19 de septiembre de 1941 en Buenos Aires, Argentina, país en el cual residía y cuya ciudadanía había adoptado, que fue el autor del difundido tango La morocha, entre otras composiciones de ese género.

Saborido, que también era bailarín, llegó a tener su propia academia de tango en Barrio Norte de Buenos Aires y a pedido de Antonio Demarchi hizo una exhibición en el salón Palais de Glace para demostrar que el tango no era un baile obsceno como afirmaban Leopoldo Lugones y Enrique Larreta.3 Hacia 1913 viajó a París, abrió allí un salón para enseñar tango y luego otro en Londres pero debió dejarlos al estallar la guerra en agosto de 1914.4

Tango La Morocha: el primer tango uruguayo en Paris.

Compuesto en 1905, con música del uruguayo Enrique Saborido y letra de Ángel Villoldo, fue estrenado por la propia musa que lo había inspirado, la bailarina uruguaya Lola Candales y grabado originalmente por Flora Gobbi.1

El propio Saborido cuenta, en una entrevista de 1928 realizada por la revista Caras y Caretas cómo se compuso la canción:

-Saborido: En ese tiempo existía aún el Bar Reconquista del popular Ronchetti. Yo solía ir allí con frecuencia y también hacía lo propio una linda bailarina uruguaya llamada Lola Candales…

-Periodista: ¿Ella fue la musa?
-Saborido: Le diré. Una noche la reunión estaba sumamente animada, figurando en ella los muchachos Victorica, Argerich, el diputado Félix Rivas y otros. Como notaran que yo estaba muy entusiasmado con Lola, que era una morocha exquisita, me tocaron el amor propio asegurando que yo no podía escribir un tango que ella pudiera cantar con éxito. Siguió la jarana y, ya de madrugada, nos retiramos todos. Me acosté y estaba por dormirme cuando me acordé del desafío.
-Periodista: ¿Y allí mismo escribió su tango?
-Saborido: Inmediatamente. Eran las cinco, y yo me senté al piano. A las seis y media había compuesto la pieza. Una hora después estaba en casa de mi amigo Ángel Villoldo pidiéndole que escribiera la letra. A las diez de la mañana, letra y música estaban de acuerdo y, al mediodía ambos visitábamos a Lola.
-Periodista: ¿Para ejecutarle el nuevo tango?
-Saborido: Así fue. Lo aprendió de memoria, lo ensayó y esa noche, en presencia de toda aquella barra memorable, ella misma lo cantó por primera vez.
-Periodista: ¡Todo un triunfo!

-Saborido: Absoluto. Fue repetido ocho veces, entre los aplausos de la concurrencia, y el diputado Rivas envió a Lola 200 pesos como premio por su éxito.2

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado Campos obrigatórios são marcados *

*

Você pode usar estas tags e atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>