Por qué bailar tango ayuda a mantenerse joven.

Por qué bailar tango ayuda a mantenerse joven.

Reduce la hipertensión, el colesterol “malo”, favorece la circulación, disminuye la ansiedad y retrasa el envejecimiento.

Además de bella y nostálgica, la música ciudadana tiene la virtud de hacer bien al corazón y al cerebro. Desde hace una década, investigadores de la Fundación Favaloro vienen demostrando los beneficios de bailar tango para prevenir los males cardiovasculares. Y colegas de todo el mundo han sumado estudios que aplican el tango como complemento terapéutico para tratar diversos males, como la hipertensión, la depresión y el Alzheimer.

“Bailar tango previene deficiencias fisiológicas en los adultos sanos, y retarda el proceso natural de envejecimiento”, destaca el cardiólogo Ricardo Comasco, autor junto a su colega Roberto Peidro, del libro Con el corazón en el tango.

Según una investigación de estos profesionales, los beneficios del 2×4 incluyen: disminuir el colesterol total y el colesterol malo (LDL), mejorar la tolerancia a la glucosa previniendo la diabetes de tipo II o ayudando a su tratamiento, prevenir la hipertensión, mantener y mejorar la fuerza, la resistencia y la masa muscular, previniendo la osteoporosis.

También disminuir y mejorar la distribución de la grasa corporal, combatir y mejorar los síntomas de ansiedad y depresión, y mejorar la actividad sexual. Todos estos resultados fueron comprobados por los participantes del programa de salud que ambos médicos coordinan en la Fundación Favaloro.

Al tratarse de un ejercicio de intensidad baja a moderada, resulta adecuado para personas de todas las edades, e incluso aquellas que han tenido un evento cardiovascular (como factor de protección secundaria). Y no hace falta ser Juan Carlos Copes o Virulazo para obtener sus beneficios.

Con aprender los pasos básicos alcanza. “Lo importante es que el baile cumpla con el concepto FIT: frecuencia, intensidad y tiempo adecuados a cada persona”, aclara la investigación de Comasco y Peidro.

Este y otros trabajos científicos se presentarán, al ritmo de tangos, valses y milongas, en el Primer Congreso Internacional de Tangoterapia que concluye hoy en la ciudad de Rosario.

El psiquiatra Federico Trossero, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario y especialista en “psicoanálisis milonguero”, disertó sobre la “Tango terapia”. En tanto, la fisioterapeuta Patricia McKinley, de la McGill School of Physical and Occupational Therapy, en Montreal, Canadá, disertó sobre los beneficios del tango para el funcionamiento del cerebro, la coordinación motora y la sociabilidad en personas mayores. Y la doctora Gammon Earhart, de la escuela de Medicina de la Universidad de Washington, presentó su investigación sobre el uso del tango para mejorar la movilidad funcional en pacientes de Parkinson.

Pero ¿por qué el tango y no otra danza? “En general, todo tipo de baile tiene capacidad de generar bienestar en las personas, tanto físico como psíquico. Pero el tango tiene condiciones que lo hacen especial”, asegura el psiquiatra Trossero, uno de los organizadores del evento.

“En primer lugar, es un baile de improvisación, y esto permite la libre expresión de los sentimientos y emociones. Además, es un baile de abrazo intenso y esto genera la liberación de neurotransmisores y neurohormonas, que favorecen distintas funciones a nivel fisiológico y cerebral. Por último, es un baile de profunda intimidad y comunicación con el partner, lo que promueve el intercambio y la socialización”.

Si bien realizar cualquier actividad física moderada, y especialmente bailar, tiene grandes beneficios para la salud física y emocional, no todos los ritmos son iguales. “En la zamba hay una intensa conexión con la pareja, que se da desde la mirada. Pero le falta el abrazo -dice Trossero-. El bolero tiene el abrazo, pero le falta la improvisación.”

“El tango es terapéutico en sí mismo -asegura el psiquiatra, autor del libro Tango terapia-. El hecho de ir a bailarlo ayuda a sentirse bien. Pero si hay un profesional que pueda interpretar y ayudar a entender las situaciones que se dan dentro de un taller, se enriquece muchísimo la experiencia, además de tejer redes sociales y de encuentros con otros y con uno mismo.”

María Gabriela Ensinck

10 razones para sacar viruta al piso

Según diversos estudios, bailar tango…

1. Mejora la coordinación de movimientos, el equilibrio y la socialización.

2. Favorece la buena postura y atenúa los problemas de columna.

3. Ayuda a combatir la agresividad, ira, ansiedad y depresión.

4. Disminuye y mejora la distribución de la grasa corporal.

5. Mantiene y mejora la fuerza y resistencia muscular.

6. Retarda el proceso natural de envejecimiento.

7. Mejora la imagen corporal y la autoestima.

8. Reduce el estrés y mejora el humor.

9. Fomenta el aprendizaje, la memoria y la creatividad a la hora de recordar e improvisar coreografías.

10. Practicarlo regularmente aumenta la capacidad aeróbica hasta el 20 %, lo que equivale a un regreso funcional de más de 10 años.

fonte:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1031502

Veja também:

Tango Terapia:

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado Campos obrigatórios são marcados *

*

Você pode usar estas tags e atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>