El bailarín milonguero, por Raul Cabral.

EL BAILARÍN MILONGUERO Y SU CUERPO.

Fonte:

http://www.rincondeltango.com/chamuyo/textos/BailarinMilonguero.htm

El cuerpo del milonguero es rey en la milonga. El bailarín escucha la música, la recibe dentro; busca el compás como el aire para respirar. Luego su cuerpo dice. En una expresión auténticamente corporal, inmodificable, habla con su cuerpo. Baila con todo el cuerpo en unidad, entero.

No independiza los brazos ni los pies. Sus extremidades son cuerpo en el baile, y no separa el brazo desnaturalizando los abrazos. Abrazo es abrazo. Si no, no es nada. Cuando abraza es firme, no asfixia, sabe y conoce la medida exacta. No carga, ni se carga a la compañera; la lleva en un viaje musical. No mueve los pies primero. La decisión la toma el cuerpo, que inicia el movimiento, al que siguen las piernas, nunca antes. Nunca cambia, jamás anticipa sus pies. Por eso no patea ni pisa a su compañera. Pisa apoyando todo él pié, plano, y así marca. Necesita disponer de todo su cuerpo, no separa nada contrayendo o endureciendo una parte u otra. Cuanto más flexible es, más posibilidades le dará a su baile.

El milonguero es intérprete de la música que escucha. Pasa a formar parte de la orquesta, como un músico más. Usa el cuerpo como instrumento musical.  Pisa a compás, o hace pisar a su compañera a compás. No se va de la música, no desafina. Por eso, hasta el más sencillo de sus movimientos, es brillantemente musical.

Todo su cuerpo marca. Emite el mensaje principal por su pecho, por la zona del afecto, que ofrece a la compañera para recibirla en su casa corporal. No la aparta ni un instante, no pierde contacto, no corta la comunicación. Desde allí informa la dirección, sentido, tamaño del paso, pausas, variaciones, etc.

El refugio corporal que brinda lo compromete en el cuidado y la protección de la dama. No choca. Es hábil para moverse en el espacio que dispone, y fácilmente cambia de dirección, aún en contra de lo establecido. Pero siempre, siempre dentro de la ronda.

Es un buen ejemplo a seguir para poder, en el Tango, comenzar a: 

Descubrir Tu Sentimiento.

Raúl Cabral

Maestro Milonguero

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado Campos obrigatórios são marcados *

*

Você pode usar estas tags e atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>