Argentina empieza a aceptar su “uruguayez”

Fonte:

http://historico.elpais.com.uy/05/06/24/pespec_159554.asp

El intelectual porteño Tomás Abraham está de acuerdo con la “hipótesis tacuaremboense”

Lentamente, la posibilidad de que Carlos Gardel haya sido uruguayo comienza a ser aceptada por algunos argentinos, pese a la renuencia a romper con la “historia oficial” acuñada entre Buenos Aires y Toulouse a propósito del lugar de nacimiento del Mago. Tras la “rioplatización” admitida en un libro de Ricardo Ostumi, vale la pena citar un artículo firmado por el filósofo, profesor y periodista argentino Tomás Abraham en la revista porteña El Amante Cine, quien entre otras reflexiones sobre mitos y medios de comunicación en el cambio de milenio dedica toda una columna al tema Gardel. He aquí el texto:

“¿Quién es Carlos Gardel?. Ya que estamos en las riberas de la República Oriental del Uruguay, y al ser su asiduo visitante, quisiera transmitir una noticia que no veo circular con la debida intensidad en nuestras tierras. Al fin se han proporcionado todas las pruebas científicas y jurídicas que develan la nacionalidad de Carlos Gardel. Su origen es claro, y como el origen de un mito es como el origen de un origen, ya que los mitos son fundacionales, el asunto tiene su importancia porque el zorzal criollo funda una de las vertientes intestinas de nuestra capacidad de devoción. Por eso puede dolerle al porteño que Gardel sea TACUAREMBOENSE, porque su origen está en Tacuarembó, localidad a mitad de camino entre Paysandú y Rivera, a 390 km. de Montevideo. Pero apelaremos a la amplitud de espíritu y a la tradicional generosidad que nuestros hermanos del continente han sabido apreciar en el porteño”.

“Carlos Gardel registró su nacimiento ante el consulado uruguayo de Buenos Aires, el 8 de octubre de 1920. Allí declara ser nacido en Tacuarembó el 11 de diciembre de 1887, hijo de Carlos y María, ambos uruguayos y fallecidos. Su madre María Lelia Oliva terminó siendo la tercera y última esposa del coronel Carlos Escayola; la primera y la segunda esposa fueron las hermanas mayores de María, Clara y Blanca Oliva”.

“El 24 de junio de 1915, el diario El Tiempo de Montevideo se refiere al dúo Gardel-Razzano como los “jóvenes compatriotas”, en la crónica de su debut en el ex-teatro Royal. El 1° de octubre de 1933, reporteado por La Tribuna Popular, dice textualmente “nací en Tacuarembó, lo que por sabido es ocioso aclarar”. Ante el diario Imparcial, el 4 de octubre de 1933 repite ser nacido en Tacuarembó y tener 46 años. Finalmente, reporteado por El Telégrafo de Paysandú el 25 de octubre de 1933, dice: “ya que insiste, uruguayo y nacido en Tacuarembó”. Su persistencia en remarcar su nacimiento en Tacuarembó en todas las ocasiones, sin excepción alguna, torna emotiva su adhesión al lugar natal, ya que con solo decirse uruguayo hubiera dejado contestada la pregunta por su nacionalidad. De más está decir que es necesario revisar la seudofiliación tradicional que lo hace hijo de la francesa Berthe Gardes y de un tal Charles Romuald Gardes, y quizá también sea necesario ahondar una versión que lo hace hijo del incesto; relato desmenuzado por los que aseveran que el coronel Carlos Escayola, como buen patrono y mandamás del lugar, no era muy ortodoxo en sus sistema de alianzas. Así hay quienes dicen que María —la madre de Gardel—, una de las tres hermanas y esposas, era, en realidad, hija de una de ellas y Escayola (N. de R.: aquí el profesor argentino comete un pequeño error en la atribución de parentescos; en realidad, si la “hipótesis incestuosa” es exacta, sería a partir del adulterio de Escayola con su suegra). Carlos, personaje por demás trágico, hijo de su hermana, cuñado de su padre, sobrino de sus cuñadas, hermano de su madre, sabemos la importancia que los griegos dieron a este desmadre generacional”.

“El 2 de mayo de 1996, por ley N° 16.742, aprobada por “unanimidad” por el Senado de la República Oriental del Uruguay declarando el 24 de junio “Día de Carlos Gardel” y fijando como sede permanente de los actos conmemorativos a la ciudad de Tacuarembó, hace justicia —dice el folleto que tengo en mis manos y que agradezco a mi amigo Daniel Barbeito de la localidad coloniense de Tarariras— al uruguayo más famoso de la historia”.

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado Campos obrigatórios são marcados *

*

Você pode usar estas tags e atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>